Empezó la Copa América, y esto nos recuerda una vez más la importancia que el deporte tiene en la vida de muchos nosotros. Pero, a diferencia de lo que ocurría hace algunos años, cuando los ámbitos para celebrar esta pasión se limitaban a los estadios, algunos bares, las casas de algunas personas durante las horas de partido, o eventualmente el obelisco en el caso de una victoria importante, hoy el deporte se vive las 24 horas a través de Internet, el móvil, y las redes sociales.

De acuerdo con mediciones hechas por Nielsen durante 2013, en los Estados Unidos, el 50% de los tweets relacionados con programas y transmisiones de TV tuvieron que ver con algún evento deportivo. De la misma forma, de las 20 transmisiones más comentadas, 12 fueron partidos de fútbol americano, básquet, o algún otro deporte. Este fenómeno, que demuestra la importancia de las redes sociales para los fanáticos del deporte, se replica también en otros mercados.

Pero los eventos deportivos no solamente son los eventos televisivos más comentados, sino que son los que más interés generan por parte del público. Según Nielsen, los fanáticos del deporte leen un promedio de 32 tweets por partido, durante los partidos más importantes. Como punto de contraste, los eventos especiales, como la entrega de los premios Oscar o los Globos de Oro, las personas interesadas leen un promedio de 25 tweets; y durante un capítulo muy comentado de una serie de TV, este promedio asciende a 9. De acuerdo con Navigate Research, esto se debe a que el 67% de los fanáticos del deporte, se vuelcan a las redes sociales mientras miran un partido, un número muy superior al de otro tipo de fanáticos. Pero incluso cuando no se está disputando un partido, estos fanáticos se mantienen inmersos en la conversación. Según la consultora Catalyst, este grupo se conecta a Facebook para participar de interacciones vinculadas con el deporte en un promedio de 5,8 veces al día, otras 5,6 veces promedio a Twitter, y 4,4 veces a Instagram. Y aunque los resultados después de un partido son el contenido más comentado, un 65% de estos usuarios disfrutan de compartir y comentar contenido vinculado a viejos partidos y glorias pasadas de sus equipos.

fan-engagement-_infograph_2014

Y las redes sociales no son el único ámbito donde el engagement es más alto que en otras categorías. Algo similar ocurre con la publicidad online. De acuerdo con eMarketer, los avisos enriquecidos con rich media vinculados al deporte tienen un CTR del 5,29%, esto es más del 600% más que cualquier otra categoría, y un engagement superior al 30,9%, también superando a cualquier otro tipo de aviso.

Estas cifras demuestran que el deporte, cuando se lo disfruta como espectador, es una actividad que los fanáticos prefieren convertir en social. Esto no es una novedad puesto que, como veíamos al principio, los hinchas deportivos siempre encontraron formas de relacionarse con otros que comparten sus intereses. Pero gracias a las redes sociales, y a la portabilidad que genera el móvil, este fenómeno se ve exacerbado. Pero la sociabilización no es lo único que estos fans obtienen de la red.

De acuerdo con un estudio realizado por Havas Media y la Universidad de Southern California en los días previos a la Copa del Mundo Brasil 2014, existe una gran variedad de funciones que el deporte cumple para sus fanáticos. No hablamos, por supuesto, de personas que practican deportes, sino de personas que siguen a un equipo y disfrutan de todo tipo de actividades relacionadas con el: desde mirar partidos en la soledad de sus casas, hasta ir a la cancha religiosamente, e interactuar con la comunidad de fanáticos discutiendo y debatiendo tanto en el mundo físico como en las redes sociales. Y es que existen muchas formas de manifestar el fanatismo, y muchas razones para sentirlo.

Entre las funciones destacadas por este estudio, la primera es, por supuesto, el entretenimiento. Los fanáticos disfrutan el tiempo que pasan viendo a sus equipos favoritos, siguiendo las noticias deportivas, y escuchando y leyendo lo que otros hinchas como ellos, o simpatizantes de equipos contrarios, tienen para decir. Otra función, como ya hemos visto, es la de socializar. Y es que el deporte es el nexo que une a muchas personas, y un objeto en común sobre el cual se construyen todo tipo de relaciones. Al mismo tiempo, los deportes permiten abstraerse de la vida diaria, y olvidar los problemas cotidianos. En todas estas funciones, las redes sociales tienen un rol fundamental.

Pero existen otras funciones importantes, como la posibilidad de identificarse con un grupo determinado, la posibilidad de sentir orgullo por una causa, la de dominar una temática y demostrar conocimiento, y la de luchar y representar una causa (en este caso, la campaña de un determinado equipo), en la que tanto la web como Facebook, Twitter, y otras redes sociales, son tierra fértil para explorar esta multidimensionalidad del fanatismo deportivo.

Es en este contexto que una gran cantidad de desarrolladores están lanzando aplicaciones y productos móviles vinculados con el mundo del deporte, que aprovechan esta tendencia y les permiten a los fanáticos redescubrir las formas en las que viven su pasión deportiva.

Un primer grupo de apps, de carácter fundamentalmente social, son las que permiten concentrar la conversación en un solo lugar, y permitirles a los usuarios descubrir el mejor contenido vinculado con un evento en particular, o con un equipo en particular, en tiempo real. En este sentido se puede destacar a la aplicación alemana One Football, la cual además de concentrar toda la información sobre los partidos y equipos de las más importantes ligas del mundo, incluye información acerca de la interacción que cada uno de los jugadores, clubes, partidos y certámenes generan en las distintas redes sociales. Esta app ya levantó más de $20,1 millones de dólares en dos rondas de inversión y  tiene más de 20 millones de usuarios activos. Algo similar ocurre con Mi Selección+, una aplicación mexicana desarrollada por Kamikaze Lab bajo el concepto de segunda pantalla, que permite hacer un seguimiento permanente de las conversaciones mantenidas en torno al equipo nacional del país en Twitter y, así, descubrir el contenido más relevante. De la misma forma, Futmóvil, la aplicación dedicada al fútbol de los argentinos de Sports TT, monitorea permanentemente las redes sociales e identifica las conversaciones mantenidas en torno a los equipos y jugadores, y selecciona las más relevantes para crear un newsfeed específico en torno a cada partido, de forma tal de ayudar a sus usuarios a descubrir el mejor contenido, a compartirlo, y a participar de la conversación, sin importar dónde ésta ocurra.

Este tipo de aplicaciones tienen éxito justamente por el enorme interés y engagement que despierta el deporte entre sus fanáticos. Al tratarse de productos gratuitos, el modelo de negocio se basa en la publicidad y el sponsoreo de las marcas. De acuerdo con Havas Media, la imagen de una marca que patrocina un evento deportivo, o un producto asociado al deporte, aumenta entre el 43% de los fanáticos deportivos, al mismo tiempo, el 36% de los consumidores que disfrutan del deporte son más proclives a comprar los productos o servicios de las marcas que auspician a su equipo favorito; y el 21% de los consumidores descubren nuevas marcas y productos gracias a la relación que éstas tienen con el deporte. Todas estas cifras aumentan, en prácticamente todos los mercados, cuando el sponsoreo se asocia con los equipos nacionales. Así, las aplicaciones vinculadas al deporte, apuestan por obtener el patrocinio y los avisos de todo tipo de marcas, que buscan un canal directo para llegar con avisos muy segmentados a audiencias compuestas por fanáticos deportivos.

Existen otras categorías en las que el deporte está explotando en el mundo móvil. Un ejemplo son las apps de Fantasy Sports, en las cuáles los usuarios compiten entre sí armando equipos con jugadores reales, cuyas estadísticas de juego generan los resultados. Este mercado, estimado en una magnitud de $2 mil millones de dólares, se encuentra en pleno despegue, especialmente en los Estados Unidos, pero también en América Latina y Europa.

El enorme interés y engagement que despiertan los deportes entre sus fanáticos, así como las oportunidades que genera tanto para marcas como para desarrolladores desde el punto de vista del patrocinio y la publicidad hacen de este un mercado en constante expansión, y donde nuevos productos y servicios tienen la oportunidad de generar nuevos negocios.

 

Foto: Enrique Guardia (CC by 3.0 via Wikimedia Commons)

About ThinkMóvil

ThinkMóvil es un programa de aceleración con foco en Startups móviles en el mercado latinoamericano. Además de ayudar a crear compañías sustentables trabajamos con nuestros partners en la creación de un ecosistema móvil a nivel regional.