Si bien no siempre se encontró a la vanguardia desde el punto de vista tecnológico, América Latina se destacó por ser una región fuerte en términos de adopción de teléfonos y equipos móviles. En 2013, sin embargo, la industria móvil en la región alcanzó el pico de su desarrollo hasta la fecha, duplicando su facturación con respecto a lo que ocurría 10 años antes.

De esta forma, nuestra región, la cual ostenta poco más del 8% de la población mundial, alcanzó a representar el 10% del mercado móvil mundial en materia de ingresos, logrando una facturación total de 107 mil millones de dólares estadounidenses.

Pero comprender en profundidad a esta industria en nuestra región, requiere conocer mejor algunas cifras, conocer que países se encuentran a la vanguardia, y conocer las características propias del mercado en cada uno de ellos. Es por eso que hoy descubriremos ocho características de la industria móvil en América Latina, basándonos en un informe realizado por GSMA Intelligence, datos del Banco Mundial, del US Census Bureau y MOMO Buenos Aires.

Es la tercera región del mundo en penetración móvil

Con un 104% de penetración de la industria móvil, América Latina se ha consolidado como la tercera región a nivel mundial, superada solamente por Europa Central y Oriental, donde esta métrica alcanza el 154%, y por Europa Occidental, donde llega al 129%. De acuerdo con el US Census Bureau, si dividimos a la región en dos partes, América del Sur alcanza un nivel de 124% y América Central el 89%. La media global es del 85%.

A pesar de que esta cifra implica que existe más de una línea activa por habitante, a nivel regional, la penetración por suscriptores, alcanza el 52%, es decir, poco más de la mitad de las personas cuentan con una o más líneas activas. Esto representa a 319 millones de usuarios únicos, lo que significa que todavía existe un amplio margen de crecimiento a nivel regional.

Sin embargo, en comparación con otros servicios, el acceso a la telefonía celular está muy extendido, sobre todo en algunos mercados dentro de la región. Uno de los servicios con los que más contrasta el acceso a los móviles, es con los servicios bancarios. De acuerdo con datos del Banco Mundial en Argentina, por ejemplo, la penetración del móvil es de 145%, es decir, existe casi 1 línea de celular y media activa por persona, mientras que sólo el 33% de los habitantes del país accede a servicios bancarios, y sólo el 22% a tarjetas de crédito. Algo similar ocurre en Chile, donde la penetración del móvil llega al 152%, y la bancarización al 42%. En distintas proporciones, este fenómeno se replica en toda la región.

En 2015, la industria móvil generará el 4% del PBI de la región

Durante los últimos 10 años, la industria móvil ha logrado consolidarse como una de las más importantes en la región. Durante 2012, su contribución alcanzó a generar el 3,7% del total del PBI de la región, cifra que creció 3,8% en 2013, y que se espera que siga creciendo hasta totalizar 3,9% en 2014 y el 4% en 2015. Como referencia, en Argentina, el sector de la construcción — uno de los más importantes en materia de empleo y producción, generó el 7% del PBI del país en 2013.

Además, la industria móvil, es una gran generadora de empleo. Por si sola, ha creado unos 350.000 empleos directos a nivel regional y ya contribuyó con 39 mil millones de dólares estadounidenses a las arcas de los distintos Estados en materia de impuestos y tasas, cifras que se espera que continúen creciendo durante los próximos 10 años.

Entre 2008 y 2013 se invirtieron $48 mil millones en infraestructura

Entre 2008 y 2013 las operadoras a lo largo del continente invirtieron unos de 48 mil millones de dólares estadounidenses en infraestructura. Este dinero se utilizó para la construcción de torres, instalación de antenas, y el desarrollo de los distintos servicios de 2G y 3G.

Sin embargo, implementar las nuevas redes 4G LTE, requerirá de una inversión aún mayor (además de un marco regulatorio apropiado, en el que los distintos Estados terminen de definir las frecuencias que asignarán para el desarrollo de estas redes). Se estima que el despliegue de esta tecnología en la región requerirá de una inversión total de 64 mil millones de dólares entre 2013 y 2017.

Chile se encuentra a la cabeza en materia de smartphones

A nivel global, los smartphones han logrado una penetración media del 43%, contra los teléfonos básicos y los llamados feature phones, los cuales incorporan algunas características como una Internet móvil básica, aplicaciones de redes sociales y mensajería instantánea, pero no poseen el nivel de sofisticación del teléfono inteligente. Estos últimos priman en América Latina donde se proyecta que los smartphones recién alcanzarán los niveles de penetración que hoy ostentan en los países más desarrollados del mundo hacia 2017.

Sin embargo, hoy en nuestra región existen mercados donde los smartphonestienen mayor preeminencia que otros. Tal es el caso de Chile, donde los teléfonos inteligentes ya representan el 26% del total. El segundo lugar es de Argentina (23%), seguido por Uruguay, México y Venezuela, todos por encima del 20%.

Argentina es el único país de la región donde los SVA producen más facturación que los servicios de voz

Existe una tendencia en los mercados más desarrollados, y es que los servicios de valor agregado (SVA), como datos, SMS, y otros, comienzan a convertirse en el eje de facturación de las compañías de telecomunicaciones, por encima de productos básicos como los servicios de voz. En América Latina, sin embargo, esta tendencia — si bien ya comienza a percibirse — todavía no logró instalarse. En México y Venezuela, dos de los mayores mercados de la región, por ejemplo, los SVA representan el 37% y 35% de la facturación total, respectivamente.

 Argentina, por otro lado, es un caso único. Allí, este tipo de servicios han logrado mayores índices de penetración en el mercado, con lo que, por ejemplo, Movistar, de Telefónica, ya obtiene el 49%de su facturación de los SVA en ese mercado, y Personal, de Telecom Argentina, el 58%. El caso de Personal resulta paradigmático ya que esta compañía viene desarrollando desde hace años una estrategia de posicionamiento en los segmentos de alta gama, donde los servicios de valor agregado son su principal diferencial.

Según Antonio Peña, director de Mobile Monday Buenos Aires, “en el mediano plazo, es esperable que el caso argentino comience a replicarse en el resto de la región donde las telefónicas reconocen que ofrecer servicios de voz únicamente ya no resultará sustentable, por lo que resulta esperable ver un crecimiento de la oferta de SVA en el mercado prepago, incluso en los mercados menos desarrollados.”

El 82% de las líneas en Latam son prepagas

A pesar de la proliferación de los smartphones los cuales, como veíamos anteriormente, ya representan el 43% del total de los equipos, el 80% de las líneas activas en la región siguen siendo prepagas, es decir que no se encuentran atadas a un plan y dependen de que el usuario realice una recarga, ya sea por Internet, con tarjeta de crédito, en un comercio autorizado, o en una terminal de autoservicio callejera.

Para los usuarios de este tipo de planes, el precio de todos los servicios suele ser mayor, es decir, tanto el minuto de conversación de voz como cada SMS y el KB de navegación de datos tienen un precio mayor que el que tienen en los paquetes pospagos, es decir aquellos en los que se paga un plan fijo, o el consumo al total al final del mes. Sin embargo, los servicios prepagos cuentan con la ventaja de no tener un costo mensual fijo, por lo que resultan muy convenientes para un gran segmento de la población.

Esta modalidad, ha permitido que grandes masas de gente en la región accedan a la telefonía móvil, y a muchos de sus servicios, incluso cuando no tienen acceso a servicios públicos básicos, o a servicios financieros como bancos o tarjetas de crédito. Y es por este mismo motivo que, en los últimos seis años, las líneas pospagas han logrado quitarle apenas un punto porcentual cada dos años a las prepagas.

Sin embargo, incluso dentro de la región, las características propias de cada mercado, implican que el ratio pospago-prepago sea diferente en cada país. Aunque curiosamente los dos extremos se dan en países centroamericanos, Costa Rica, donde el pospago alcanza casi el 40% de adopción, y Honduras, donde apenas alcanza el 6%.

Salvando estos dos ejemplos, los países con un mayor desarrollo de mercado, como Uruguay, Argentina y Chile, presentan una mayor proporción de líneas pospagas que otros menos desarrollados como Guatemala, Bolivia y Panamá, con lo que puede predecirse que, con con una mayor maduración del mercado, la brecha tenderá a achicarse.

México y Colombia son los mercados más concentrados

Si bien, con dos operadores cada uno, Jamaica, Haití y Nicaragua son los países donde existe menor competencia en materia de telefonía celular en la región, existen dos mercados donde una sola empresa controla más del 60% del mercado en término de cantidad de usuarios suscriptos. Se trata de México y Colombia.

En el primero de los países Telcel, la operadora de América Móvil (la cual opera bajo la marca Claro en la mayoría de los países de la región) concentra el 69,3% del total de los suscriptores. Ese país cuenta, además, con otras tres compañías móviles: Movistar, de Telefónica, segunda en magnitud; Iusacell y Unefón (ambas de Televisa y el Grupo Salinas); y la norteamericana Nextel.

En Colombia, por otra parte, América Móvil también ocupa la primera posición a través de la marca Claro, concentrando el 60,1% del mercado, cifra que supera en más del 100% a Movistar, la segunda compañía por cantidad de suscriptores y que cuadruplica a Tigo, la tercera. Curiosamente, Colombia es uno de los mercados con más operadoras, alcanzando un total de 9, 4 de ellas virtuales, cifra que podría llegar a 12 durante este año.

En ambos casos, sin embargo, la concentración tiende a disminuirse.

Los mercados menos concentrados de la región son Brasil y Argentina. En ambos casos, las primeras tres operadoras mantienen porcentajes similares de suscriptores, aunque el primero de los países cuenta con un total de 7 competidores y, el segundo, con 4.

La visualización de videos consume el 33% del ancho de banda de las redes de datos

Una de las actividades favoritas de los latinoamericanos a la hora de utilizar sus teléfonos inteligentes es la visualización de videos. De acuerdo con IDC, en 2012 un 33% del total de los datos transmitidos desde y hacia teléfonos celulares se utilizaron para este fin. Esta cifra, se proyecta, alcanzará el 50% hacia 2015. El crecimiento de servicios como Netflix, Spotify, y la enorme popularidad que YouTube tiene en la región explican y justifican este fenómeno.

Sin embargo, debe destacarse que esto ocurre, en gran medida, por el uso intensivo de datos requerido por esas actividades contra, por ejemplo, el uso de mensajería instantánea, y de navegación por redes sociales, dos actividades a las que los latinoamericanos les dedican una mayor cantidad de tiempo, aunque consumiendo el 17% del ancho de banda, cifrá que bajará al 13% en 2015. La navegación por la web, por otra parte, utiliza el 24% del total de los datos, y bajará a 20% hacia 2015.

Hacia 2019, se espera que el tráfico de datos en la región, que en 2013 fue de 55 mil TB en total por mes, alcance los 723 mil TB por mes, creciendo a un ritmo de 67% anual. Esto permitirá que el tráfico de datos se multiplique por diez hacia ese año, convirtiendo a ese servicio de valor agregado, en el mayor magnitud para las operadoras móviles.

Como hemos visto, Latinoamerica se ha convertido en un mercado de gran magnitud, donde ya comienzan a observarse las tendencias más arraigadas en los mercados más desarrollados. Sin embargo, con un enorme potencial, y un enorme desafío para establecer un marco regulatorio moderno e implementar nuevas tecnologías que permitan aumentar la velocidad de las redes quedan, todavía, una enorme cantidad de desafío tanto para los gobiernos, como para las operadoras, los fabricantes y los usuarios para los próximos años.

About ThinkMóvil

ThinkMóvil es un programa de aceleración con foco en Startups móviles en el mercado latinoamericano. Además de ayudar a crear compañías sustentables trabajamos con nuestros partners en la creación de un ecosistema móvil a nivel regional.