Es indiscutible que el móvil representa un canal de ventas cada vez más significativo para el comercio. De acuerdo con eMarketer, el móvil se está convirtiendo en un poderoso canal, que representó el 1,2% del total de las ventas a nivel mundial en 2014, y creció al 1,9% del total en 2015. Esta cifra, que toma en cuenta a la totalidad de las operaciones realizadas tanto en tiendas físicas como virtuales se espera que se eleve al 2,7% en 2016, y al 5,4% hacia 2020. Este crecimiento también se observa cada año, cuando luego de un gran evento comercial como el Black Friday, el Cyber Monday, o el Big Sale que la Cámara Argentina de Comercio Electrónico organiza en nuestro país, los números de compradores móviles superaron notablemente a los del año anterior. Pero esto no es todo, el móvil también está influenciando en gran medida al comercio físico. Según Facebook, el móvil hoy tiene alguna clase de injerencia en el 45% del total de las compras en los canales físicos. Esto se debe a que, antes de visitar un comercio, los usuarios suelen buscar información en sus smartphones o tablets, ya sea sobre un producto, un local que venda lo que necesitan, el horario de apertura, la ubicación, el precio, o alguna otra variable. A pesar de esta enorme participación del móvil en todas las actividades comerciales, distintas empresas como Etisalat y MasterCard están buscando llevar a esta tecnología un paso más allá, desarrollando nuevas aplicaciones vinculadas con el retail que tienen al móvil como protagonista.

El shopping virtual de Etisalat

Con mas de 167 millones de usuarios, Etisalat es la principal operadora móvil en los Emiratos Árabes Unidos, y la 14ta en tamaño a nivel mundial. Al mismo tiempo, es una de las principales innovadoras en materia de tecnología y nuevos negocios. Es en ese contexto que durante el último Mobile World Congress, realizado en Barcelona en febrero de 2016, la compañía presentó su Virtual Mall, una propuesta con la que busca acercar a los retailers a los espacios públicos más transitados como estaciones de subte y tren, o plazas y paseos.

Este paseo de compras virtual es, en realidad, un conjunto de grandes pantallas, donde se exhiben una serie de estanterías 3D que los usuarios pueden mover, y desde las cuáles pueden seleccionar productos y agregarlos a un carrito virtual. Para pagar, pueden utilizar sus tarjetas de crédito a través de una serie de lectores ubicados a los lados de la pantalla. Los productos se entregan en un domicilio de entrega en no más de dos horas, y lo verdaderamente innovador, es que los usuarios no necesitan crear una cuenta ni indicar su dirección, sino que simplemente autenticarse utilizando Mobile Connect, el sistema de login universal creado por GSMA en conjunto con distintas operadoras móviles.

Lejos de ser un prototipo, este Virtual Mall ya ha sido instalado en distintos puntos en los Emiratos Árabes Unidos, ofreciendo los productos de distintos retailers como trolley.ae, un supermercado virtual líder en el país.

MasterCard quiere llevar los pagos móviles a todos los dispositivos

Con el cada vez mayor desarrollo de la Internet of Things, el equipo de innovación en MasterCard considera que no debemos restringir los pagos móviles sólo a las tarjetas plásticas y a nuestros teléfonos celulares. Para eso la empresa desarrolló Commerce Every Day, un programa que permite expandir el sistema de pagos por contacto a accesorios tan diversos como un par de anteojos, un anillo, una pulsera, o una prenda de vestir equipada con un chip NFC. De esta forma, al momento de pagar el usuario simplemente debe colocar el objeto junto al lector de pagos, y de esta forma realizar la transacción de manera rápida y sin necesidad de sacar ningún dispositivo del bolsillo.

Si bien esto puede sonar conveniente ¿cómo evitar que robe o tome prestado cualquier objeto equipado con esta tecnología lo use para pagar? La respuesta, según la empresa, una de las líderes en el mercado de las tarjetas de crédito, es Identity Check, un sistema que permite que los usuarios elijan con que parte de su cuerpo autenticarán su identidad. Así, al pagar, deberán escanear su huella digital, o la totalidad de su cara, y el lector aprobará – o declinará – la transacción. Aunque es necesario para garantizar la seguridad, cabe preguntarse si la incorporación de este paso representa un salto adelante con respecto a las tecnologías que hoy utilizamos, y si realmente reducirá los tiempos transaccionales y hará que los pagos resulten más convenientes.

Más allá de eso, y de si efectivamente los usuarios eligen adoptar este sistema, lo que es interesante es que para llevarlo adelante MasterCard debió desarrollar una tecnología capaz de crear tokens diferentes para cada dispositivo, pero asociados a un mismo número de tarjeta y cuenta bancaria. Llamado tokenization, este proceso le abre las puertas a una serie de posibilidades, y es un verdadero avance en materia de seguridad porque, en lugar de mostrar un número de tarjeta vulnerable a duplicaciones, lo reemplaza por un token único asociado a un solo dispositivo e imposible de duplicar.

Ya sea en la forma en la que compramos o el modo en el que pagamos, el móvil tiene una influencia cada vez mayor en el modo en el que nos vinculamos con el comercio, y las últimas innovaciones de algunas de las mayores empresas del mundo demuestran que existe un marcado interés en seguir avanzando y generando soluciones que beneficien tanto a los usuarios como a los comerciantes.

About ThinkMóvil

ThinkMóvil es un programa de aceleración con foco en Startups móviles en el mercado latinoamericano. Además de ayudar a crear compañías sustentables trabajamos con nuestros partners en la creación de un ecosistema móvil a nivel regional.