Hoy arranca la cuarta jornada en el MWC 2015, el evento más importante de la industria móvil en Barcelona, y sus principales jugadores ya están dando de que hablar. Entre las decenas de presentaciones de nuevos productos, aplicaciones, y servicios, hubo una en un particular que se destacó, no solamente por el dispositivo que introducía, sino que por las implicancias que este puede tener para el futuro de de unas de las compañías más significativas en la industria en los últimos años. Estamos hablando del nuevo Samsung Galaxy S6.

En una conferencia que marcó el inicio del Mobile World Congress, la empresa surcoreana demostró que todavía sigue siendo una de las grandes innovadoras en el mercado, con dos terminales que se distinguen tanto por sus prestaciones, como por su diseño, de la línea que la compañía venía siguiendo durante los últimos años.

Rodeado por un marco de una aleación de aluminio, y reemplazando el plástico de la parte trasera por una pieza de vidrio Gorilla Glass 4, el nuevo Galaxy S6 es un dispositivo mucho más elegante que sus predecesores. Y su primo cercano, el Galaxy S6 Edge – el cual se distingue por su pantalla de 5,2 pulgadas redondeada en los bordes, la cual permite utilizar funciones adicionales tales como notificaciones laterales, y nuevos menús deslizables – resulta una apuesta osada por parte de la compañía.

 

El Nuevo Samsung Galaxy S6

Ya analizaremos en profundidad este equipo en otra oportunidad, sin embargo, es importante destacar algunas de sus características más importantes.

Fuente: CNET

Fuente: CNET

Nuevo procesador

El nuevo diseño no es lo único que distingue a la nueva familia de flagships Samsung. Una de sus principales apuestas tiene que ver con la elección del procesador Exynos 7420, desarrollado por la misma compañía, por encima del Qualcomm Snapdragon 810, el cual hubiese sido la elección natural de haber continuado con la tendencia iniciada por los equipos Galaxy S anteriores, y que es el corazón de algunos de sus competidores como el flamante HTC One M9. De acuerdo con JK Shin, líder de la división móvil de Samsung, la elección tuvo que ver con la performance del chip, aunque algunos analistas sugieren que el verdadero motivo estuvo relacionado con los márgenes de ganancia que este ofrece por encima de su competidor.

Menos posibilidades de expansión

Si algo ha caracterizado a Samsung a lo largo del tiempo, es su apertura y la enorme posibilidad de customización que ofrecen sus equipos. El nuevo Galaxy S6, sin embargo, es un poco más limitado que sus predecesores en este sentido. Por un lado, los nuevos equipos no permiten expandir la memoria interna con una tarjeta Micro SD, algo que otros OEMs comenzaban a descartar, pero que la empresa surcoreana mantenía en todas sus líneas. Otro cambio en este sentido tiene que ver con la imposibilidad de remover y reemplazar la batería del equipo.

Batería de recarga rápida

Aunque una batería fija puede resultar desalentadora para los usuarios muy activos, sobre todo en el mundo empresarial, el Galaxy S6 incorpora la posibilidad de realizar una carga rápida que llenará el 30 por ciento de la batería en apenas 20 minutos y, lo que es mejor, es compatible con dos normas inalámbricas diferentes (WPC y PMA), por lo que resulta posible cargarlo con virtualmente cualquier almohadilla de recarga.

Nuevo lector de huellas digitales

Una de las grandes críticas que se le hacían al Galaxy S5 tenía que ver con su lector de huellas digitales. Para utilizarlo, el usuario debía deslizar su dedo por encima del botón de inicio, lo cual hacía que el proceso fuera lento, y que muchas veces no funcionara. El Galaxy S6 resuelve esto con un lector que no necesita ningún tipo de deslizamiento y que funciona de manera instantánea.

Nueva cámara de 16MP 

Una nueva cámara trasera de 16MP similar a las del Galaxy Note 4 y el innovador Galaxy Note Edge incorpora nuevas tecnologías tales como estabilización de imagen óptica, y un auto-HDR, lo que hace que tomar una foto en movimiento ya no sea un problema. Por otro lado, este equipo incorpora una cámara frontal de 5MP que incluye un gran angular apunta a conquistar a los fanáticos de las selfies con una calidad de fotos que promete nitidez, incluso en entornos de poca luz.

Android 5.0 Lollipop (customizado con TouchWiz)

El Galaxy S6 es el primer teléfono de Samsung en traer Android 5.0 Lollipop instalado de fábrica. Como era de esperarse, el dispositivo incorpora una nueva versión renovada de TouchWiz, la interfaz gráfica de este fabricante. Sin embargo, en línea con lo que están haciendo la mayoría de sus competidores, la empresa surcoreana creó una versión más ligera de esta capa, que incluye menos bloatware y  una menor cantidad de aplicaciones agregadas, así como menús más sencillos que reflejan mejor la experiencia pura Android.

Precio incierto

El precio del nuevo Galaxy S6 todavía no fue anunciado, por lo que todavía no sabemos en que condiciones competirá con otros dispositivos. Sin embargo, a juzgar por las experiencias previas de la compañía, podemos estimar que estará disponible en el mundo por alrededor de $700 dólares estadounidenses en su versión libre de contrato. En Argentina, su precio podría ser de al menos el doble de esa cifra.

 

Pagos móviles, la gran apuesta

looppay

A pesar de todas sus increíbles innovaciones, en sus dos versiones el nuevo Galaxy S6 apunta a arrebatarle a Apple, y también a Google, el liderazgo en el disputado terreno de los pagos móviles. Es que, a partir de la adquisición de LoopPay, un pequeño startup muy innovador en este mercado, Samsung ha podido introducir a sus teléfonos una característica que le permite ser tan conveniente como Apple Pay – el sistema desarrollado por la firma de Cupertino que permite realizar pagos simplemente apoyando un iPhone contra una terminal NFC – pero compatible con absolutamente todos los sistemas POS y los lectores de tarjeta de crédito del mundo.

Mientras que la implementación de Apple Pay requiere de una inversión por parte del comerciante, a partir de la actualización de sus dispositivos de cobro, el nuevo sistema de Samsung permite que el usuario precargue sus tarjetas de crédito, débito, y de sus clubes de fidelización en el teléfono, seleccione la adecuada a la hora de pagar, y simplemente apoye el dispositivo contra el lector de bandas magnéticas de cualquier lector de tarjeta de crédito, el cual reconocerá el número y validará la transacción. Esta enorme innovación pone a los surcoreanos un paso adelante de la empresa fundada por Steve Jobs, la cual en el último año ganó un enorme terreno en el mercado de los pagos móviles en los Estados Unidos y Europa, y le permitirá introducir el concepto en mercados donde todavía Apple (y en menor medida Google, con su Google Wallet) todavía no pudieron poner un pie.

 

El objetivo: recuperar el liderazgo

2014 fue un año muy duro para Samsung. El increíble éxito de los nuevos iPhone 6 y 6 Plus catapultaron las ventas de Apple, y el crecimiento de fabricantes como Xiaomi y Huawei, fabricantes de terminales baratos pero de calidad para el mercado asiático, se comieron por ambos frentes las ventas de smartphones de los surcoreanos. Para ilustrar esta caída basta observar la evolución del market share de la compañía la cual, según Gartner, lideraba el segmento de los smartphones en el último trimestre de 2013 con una cuota de mercado del 29,5%. Un año después, en el mismo período de 2014, esta cifra había descendido a 19,9%, ubicando a la empresa en segundo lugar nada menos que después de Apple, la cual logró crecer del 17,8% en el último trimestre de 2013, al 20,4% en el mismo período de 2014.

Si bien, desde el segundo puesto, Samsung se encuentra todavía muy lejos de Lenovo, que al sumar la división móvil de Motorola se catapultó al tercer puesto con el 6,6% de cuota de mercado a nivel mundial, semejante baja, acompañada por una caída en la rentabilidad, resultan preocupantes para la empresa surcoreana, la cual estaba empezando a perder incluso su aura y su posición como una de las compañías más innovadoras en el mundo.

Samsung market share

El nuevo Galaxy S6, con todos los cambios que trae aparejados, puede ser esa pieza que ayude a la compañía a recuperar su posicionamiento, y a empezar a ganar en nuevos mercados que le permitan, además, aumentar la rentabilidad de su división móvil. Después de todo, tiene un largo camino por recorrer si desea alcanzar a Apple, empresa que según la consultora financiera Canaccord Genuity publicada por Business Insider, hoy se lleva el 93% de todas las ganancias que produce el mercado de los smartphones, un indicador en el que Samsung se lleva apenas el 9%, y en el que otros grandes jugadores están perdiendo dinero.

Fuente: Business Insider

Fuente: Business Insider

¿Podrá Samsung recuperar la primera posición y mejorar su participación en las ganancias? Sólo el mercado lo dirá.

About ThinkMóvil

ThinkMóvil es un programa de aceleración con foco en Startups móviles en el mercado latinoamericano. Además de ayudar a crear compañías sustentables trabajamos con nuestros partners en la creación de un ecosistema móvil a nivel regional.