El 2014 fue un gran año para la naciente industria de los wereables. Solamente en el segmento de los fitness trackers se vendieron unas 19 millones de unidades. Este nuevo mercado, de acuerdo con Juniper Research (según lo rescata Movilion), alcanzará las 60 millones de unidades vendidas hacia 2018. Otro segmento, el de los Smartwatches, también ha mostrado un crecimiento explosivo, no tanto por sus tasas de adopción, como por la enorme cantidad de lanzamientos de nuevos y cada vez más innovadores productos tanto por parte de los grandes fabricantes como Samsung, LG, Apple y Sony, sino que también de nuevos jugadores.

Pero los relojes y los fitness trackers no son los únicos nuevos dispositivos inteligentes, sino que son apenas el comienzo de una industria que promete ser prolífica y que, en 2015, ya muestra señales de ser una de las más innovadoras dentro del mundo móvil. Es por eso que esta semana nos proponemos revisar algunos de los wearables más prometedores para este año.

Jawbone UP Move

jawbone-introduces-the-up-move-and-up3-activity-trackers-01

Es innegable que el fitness es el segmento que más ha impulsado el desarrollo y expansión del mercado de los wereables. Es por esa razón que el primer dispositivo de nuestra lista es el Jawbone UP Move, el primer tracker económico del mercado. Disponible en Estados Unidos por solamente $50 dólares, este dispositivo no tiene mucho que envidiarle a su hermano mayor, el Jawbone UP 24, en cuanto a funcionalidad, y resulta una opción atractiva para todos aquellos usuarios que no están del todo seguros acerca de la necesidad de contar con uno, o de los beneficios que este ofrece.

El Jawbone UP Move no se destaca a nivel diseño, ya que se trata de un pequeño dispositivo circular, fabricado en goma, que se coloca en un clip que permite colocarlo en el bolsillo o en cualquier parte del cuerpo, o en una pulsera elástica alrededor de la muñeca. Así como otros dispositivos, permite contar la cantidad de pasos dados y el ejercicio realizado, analizar las horas y calidad del sueño, y llevar un conteo de las calorías consumidas. Para esto, se conecta con una aplicación Android o iOS a través de su antena Bluetooth.

Con un bajo precio y un tamaño conveniente, este dispositivo sin lugar a dudas abrirá un nuevo mercado, ya no enfocado en atletas o innovadores, sino que entre el público general, expandiendo el mercado a una audiencia masiva.

LG G Watch R

Foto: Ross G. Strachan

Foto: Ross G. Strachan

Después del Motorola 360, un smartwatch redondo ya no resulta innovador. Sin embargo el flamante LG Watch R es destacable por mucho más que su redondez. Con una terminación de calidad que lo distingue de todos los otros relojes inteligentes, este dispositivo se parece más a un reloj pulsera tradicional que a un gadget futurista como el Samsung Galaxy Gear o el Apple Watch. Fabricado en metal y con una malla de cuero, el Watch R es el primero en tener una pantalla – de 1,3 pulgadas y 320×320 de resolución – completamente redonda, ya que gracias a sus bordes pronunciados, no necesita sacrificar una porción en la parte inferior para incluir los controladores, tal como sucede con su contraparte diseñado por Motorola.

El software de este dispositivo no es otro que el ya conocido Android Wear, lo que lo vuelve compatible con cualquier teléfono que disponga del sistema operativo de Google. Esto, sin embargo, significa que cuenta con las mismas limitaciones y una experiencia de usuario similar a la de otros relojes inteligentes.

A pesar de esto, el hecho de que el fabricante coreano se haya animado a emular a un reloj tradicional, agregándole las funcionalidades extra que provee un smartwatch, hace que este dispositivo sea uno de los más destacados y esperados del año. Quedará esperar a marzo, cuando el Apple Watch salga a la venta, para determinar si la sobriedad de este dispositivo, o el diseño peculiar encarado por la empresa de Cupertino se terminan imponiendo entre los usuarios.

Samsung Gear VR review

Galaxy Gear VR. Foto: Samsung Tomorrow

Galaxy Gear VR. Foto: Samsung Tomorrow

Aunque parece un casco noventoso de realidad virtual, el Samsung Gear VR ofrece, en realidad, un concepto muy innovador, y es el de ampliar la experiencia visual que ofrecen los teléfonos celulares de una forma nunca antes vista. Se trata de un casco fabricado en plástico que, en su parte delantera, cuenta con dos lentes que amplifican dos segmentos de la pantalla del celular, el cual se coloca frente a estos. Desarrollado en conjunto con Oculus, la compañía que desarrolla realidad virtual adquirida en julio pasado por Facebook, este dispositivo se vale de su tecnología para crear una experiencia que incluye la posibilidad de mirar películas y tener la sensación de estar en un cine, jugar juegos interactivos, y hasta pasear por escenarios virtuales como un acuario desde cualquier lugar.

A diferencia de Project Morpheus, el equipo de realidad virtual desarrollado por PlayStation, y del Oculus Rift mismo, el Gear VR no se conecta a ningún equipo – más que al teléfono celular – con lo que ofrece completa libertad de movimiento, y la posibilidad de utilizarlo en el tren, en cualquier parte de la casa, o incluso en la vía pública.

Foto: TechRadar

Foto: TechRadar

Otra ventaja está en su bajo costo, de sólo $199. Sin embargo, existe un problema, y es que sólo es compatible con el Samsung Galaxy Note 4, con lo que los usuarios de otros teléfonos no podrán utilizarlo. Sin embargo, si este producto resulta exitoso, no sería extraño esperar el lanzamiento de otros similares adaptados a las pantallas de otros dispositivos. Aunque, una vez más, Samsung se lleva una mención especial por su espíritu innovador y aventurero.

The Ring

Este wereable, si alcanza las expectativas planteadas por sus creadores, promete convertirse en un aliado vital de cualquier usuario de todo tipo de dispositivos inteligentes. Se trata de un pequeño anillo capaz de reconocer los gestos realizados con el dedo y, así, darle órdenes a aparatos tan variados como un smartphone, un smart Tv, un equipo de audio, una tablet, un termostato, y hasta a la iluminación, a los que se conectará a través de Bluetooth.

Su utilización es muy simple, y requiere que el usuario presione un botón ubicado en uno de los lados del anillo con otro de sus dedos, y luego haga un gesto, como por ejemplo, escribir la palabra TV en el aire. Luego, a través de otros gestos, como desplazar la mano hacia arriba o hacia abajo, o hacia alguno de los lados, se podrán operar funciones como cambiar de canal o subir el volumen. Cuando se lo conecta a un teléfono o un reloj inteligente, este dispositivo puede, incluso, escribir mensajes de texto de esa misma forma, es decir, escribiendo las letras en el aire.

Desarrollado por Logbar Inc y financiado por una campaña de Kickstarter, en la que recaudó más de $880.000 dólares (superando más de tres veces el objetivo de $250.000), el Ring estará disponible a partir de marzo.

Si bien la expectativa es grande, distintos sitios como Gizmodo mostraron su escepticismo con respecto a esta tecnología la cual habrá que ver si funciona y si ofrece una experiencia de usuario que la ayude a ganar adeptos.

Siemens Binax

premiumstage_binax_1

Esta innovación demuestra que el mercado de los wearables va mucho más allá de los relojes inteligentes y los dispositivos creados para el fitness, y que pueden resultar clave para mejorar la calidad de vida de personas con distintos tipos de limitaciones tanto físicas como sensoriales. El Siemens Binax, presentado durante la CES 2015 en Las Vegas, es un audífono inteligente que, además de cumplir con sus funciones como ayuda auditiva para personas que sufren de distintos tipos de sordera, incorpora una serie de capacidades extra que lo vuelven el más inteligente en su rubro.

Por un lado este dispositivo cuenta con un procesador que le permite identificar el ruido ambiente en espacios como restaurantes, teatros y grandes aglomeraciones de personas, y enfocar la audición en la conversación que está manteniendo el usuario. De esta forma, se soluciona uno de los grandes problemas que representan estos dispositivos. Por otra parte, el Siemens Hearing Aid identifica el contexto en el que se encuentra el usuario y se adapta inmediatamente para ofrecer los sonidos más relevantes. De esta forma, si la persona está manejando un automóvil, el dispositivo no filtra los sonidos del ambiente de la misma manera en lo que lo hace en un bar o en otro contexto donde el ruido externo es una molestia.

Finalmente, una característica única de este audífono, es su capacidad de conectarse via Bluetooth con teléfonos Android y iOS para reproducir música y conversaciones telefónicas, una innovación importante para un segmento de usuarios a los que se les complicaba escuchar este tipo de contenidos. Con un precio elevado, de entre $1500 y $2000, este dispositivo es, sin dudas, el primero en una larga cadena que irá evolucionando cada año, y llevando más y mejores prestaciones a un segmento que se beneficiará, como pocos, con el avance del mercado de los wereables.

 

Foto: Samsung Tomorrow

About ThinkMóvil

ThinkMóvil es un programa de aceleración con foco en Startups móviles en el mercado latinoamericano. Además de ayudar a crear compañías sustentables trabajamos con nuestros partners en la creación de un ecosistema móvil a nivel regional.