Cuando una nueva tecnología ingresa al mercado, suele generarse una competencia voraz entre marcas por imponer la versión propia por sobre el resto, y esto es, indefectiblemente, lo que termina sucediendo. Es por eso que no vemos laser-discs en las tiendas, y por más que busque y busque mientras escucho música en mi mini-disc, no consigo dar con Avatar en HD-DVD ).

Sea por poseer el mejor producto, por haber realizado la mejor campaña publicitaria, por haber concretado las mejores alianzas, o por realizar un balance perfecto de todo ello, siempre, absolutamente siempre, un formato o dos se terminan imponiendo y fagocitando al resto hasta convertirse en un estándar. Esta lógica de mercado, este paradigma resulta infalible… o al menos eso creíamos, hasta la aparición de los Smart Tvs.

El surgimiento de los Smart Tvs

Hace casi 5 años que los televisores online multimedia ingresaron al mercado bajo el nombre de Smart Tv, y si bien sus ventas continúan al día de hoy en aumento, cada marca ha desarrollado su producto a su manera y, aunque las distintas plataformas han mejorado notablemente, para ser completamente sinceros, nadie ha hecho un gran trabajo. Los televisores inteligentes suelen ser torpes, hoscos, su interfaz suele ser chata (y no en el sentido del diseño), la navegación resulta tediosa y estresante, en fin… no por nada tan sólo casi un 15% de los usuarios de Smart Tvs navegan por la web, escuchan música o compran online desde sus televisores. Pero para ser más correctos, es mejor ir por partes:

La interfaz

El desafío en este caso, sería el de realizar un acabado fino en cuanto a diseño, con esquinas curvas, sombreados elegantes, suaves degradés e intensos colores, intentando explotar al máximo el FullHD, 4K o UHD para los más actualizados; esto sobre una plataforma que resulte amigable, que eleve la experiencia del usuario a una sensación de cotidianeidad, permitiendo navegar por la web de manera automática y natural, como sucede en una PC o en un smartphone, así como utilizar un sinfín de aplicaciones verdaderamente útiles, con un sentido real para ser ejecutadas en una TV.

Esto no fue logrado ni por asomo por los equipos de desarrollo de Samsung (Smart Hub), LG (Smart TV), Sony (Entertaiment Network-SEN), Toshiba (Cloud TV), Panasonic (Smart Viera) o Philips (SmartTV). Cada uno de ellos, casi caprichosamente, ha focalizado su interés en un área (o en ninguna).

Distintas plataformas de Smart Tv. De izquierda a derecha: Sony, Samsung, Panasonic, LG, Philips y Toshiba.

Distintas plataformas de Smart Tv. De izquierda a derecha: Sony, Samsung, Panasonic, LG, Philips y Toshiba.

El mando a distancia/Control remoto

Si bien en los últimos modelos de las grandes marcas encontramos opciones dignas en este aspecto, el concepto bajo ningún punto de vista ha sido unificado. Todavía resulta un desconcierto si es preferible un mando tradicional, uno con QWERTY en su revés, un mando táctil o directamente comprar de manera accesoria un teclado completo. Lo cierto es que aparentemente los usuarios continúan prefiriendo manejar su televisión desde su Smartphone con una app oficial o no oficial.

11698087534_b93d52dd3c_k

Las compañías buscan innovar con nuevos diseños y funcionalidades en el control remoto. Foto: Samsung Tomorrow

La tienda de Apps

Aquí es donde podemos notar quizás con mayor énfasis lo engorroso que resulta que cada compañía desarrolle su SO independientemente del resto; esto es, si como desarrollador deseo materializar mi app ¿sobre qué plataforma lo haré, si las 7 primeras marcas poseen SO distintos? Si siquiera gigantes como Netflix, Facebook o Twitter logran penetrar con un producto exitoso en todas las plataformas, ¿cómo pretendemos que exista un mercado prolífico de desarrollo de apps para televisores inteligentes?

Si no puedes con ellos…Chromecast y Apple TV

He aquí dos dispositivos que no son en sí mismos una televisión, ni una televisión inteligente, pero así las cosas, logran aportar una porción de contenido “Smart” a tu “Dumb TV”.

  • El chromecast es un dispositivo de Google, el cual al ser enchufado al puerto HDMI de tu televisión, se convierte en una poderosa vía de streaming multimedia, pudiendo así disfrutar a través de tu PC o smartphone contenido de audio y video en tiempo real.
  • El Apple TV es algo similar, pero en versión Apple y va ya por su 3era. generación. Este receptor digital multimedia posee conectividad HDMI y Bluetooth, y sirve para reproducir en una televisión de alta definición contenido de iTunes Store, YouTube, Flickr, iCloud, Vimeo, Netflix o de un ordenador con Mac OS X o Windows siempre y cuando corra con ITunes, por supuesto.

Ambos han tenido buena recepción en el público, pero claro, no son Smart Tvs, sino síntomas del horroroso trabajo que se realiza en nombre de la tecnología cuando se habla de televisores inteligentes.

Una luz al final del túnel – Los sistemas operativos móviles

Quizás no todo esté perdido. El 25 de junio de este año, Google anunció oficialmente el Android TV. Un sistema operativo basado en Kernel de Linux, con una interfaz multitarea, fluida, intuitiva y amigable en la cual “buscar” promete ser tan sencillo como hablar, ya que incorpora la conocida barra de búsqueda de Google Now, lo cual entusiasma por haber demostrado cierta eficacia en los smartphones. De igual manera, el SO integra la tecnología del Chromecast, permitiéndote trasladar el contenido de un dispositivo Android o IOS, o de una computadora con Windows o Mac hacia un HDTV. Por supuesto que el mando a distancia en un Android TV es indefectiblemente una app que corre sobre un teléfono Android, una tableta que opera sobre esa misma plataforma, o incluso desde un reloj con Android Wear, lo cual simplifica notablemente la interacción entre la TV y el usuario. En sumatoria al streaming multimedia, la plataforma permite jugar e incluso navegar desde el dispositivo. En cuanto a la proliferación de apps, Android TV permite a los desarrolladores crear aplicaciones con las mismas herramientas las cuales utilizan para teléfonos móviles y tablets.

Pero Google no es la única compañía que ofrece un atisbo de esperanza. WebOS, más allá de ser uno de los sistemas operativos más manoseados de la historia (fue desarrollado por Palm, la cual a su vez fue adquirida por HP, quien liberó su código para venderlo luego a LG), también se encuentra basado en Linux y es actualmente el soporte de varios Smart Tvs de la marca LG. La versión para televisores de WebOS posee una interfaz de “cartas” o “pestañas” veloz y fluida que honra el concepto de multitasking. La barra de cartas se posa horizontalmente en la parte inferior de la pantalla, quedando de fondo el canal de TV sintonizado, y moverse entre las “cartas” resulta sumamente sencillo, tanto por la fluidez del SO, como porque éste permite el control de gestos a través del mando, lo cual funciona sorprendentemente bien. El punto débil puede que sea el browsing, ya que es la idea de LG es que el usuario utilice el control de voz para navegar, y este no corre tan excepcionalmente como lo hace el control de gestos, aunque bien podría mejorar en una siguiente iteración.

WEBOS_TV

Smart Tv LG con WebOs. Foto por Teddybearlike.

¿Qué depara el futuro?

Quizás resulte prematuro aventurarse sobre el futuro de los Smart Tvs, pero ciertamente los Mobile OS marcan hasta ahora el sendero más luminoso del camino y resultan la primera posibilidad real de la creación de uno o dos estándares en este mercado tan fragmentado.

En otro aspecto del mismo asunto se abre también el siguiente interrogante. Considerando que Android TV promete aprender y predecir las búsquedas y preferencias en base al historial construido, ¿Es ello la apertura para el ingreso a los Smart Tvs de publicidades específicas para cada usuario considerando su edad, gustos y búsquedas en la web y, lo que es más importante, significa que Google se convertirá en el intermediario por excelencia en la publicidad televisiva, cooptando ese mercado y convirtiéndose, potencialmente, en la empresa publicitaria más importante del mundo?

Foto principal: Android TV. Fuente: Google I/O 2014

About ThinkMóvil

ThinkMóvil es un programa de aceleración con foco en Startups móviles en el mercado latinoamericano. Además de ayudar a crear compañías sustentables trabajamos con nuestros partners en la creación de un ecosistema móvil a nivel regional.