Si hablamos de un rápido y exitoso posicionamiento de un producto desarrollado por un Startup en el mercado tecnológico, probablemente surjan nombres como Snapchat o Instagram. Si quisiera sumar rentabilidad a la ecuación pensaríamos quizás en Candy Crash o Clash of Clans por nombrar algunas célebres apps, o en compañías como Zynga (antes del escándalo), las cuales lograron facturar millones. Esto se debe, principalmente, a que en el universo fantasmático de las aplicaciones, un buen producto, creatividad y una inversión inicial, en muchos casos menor a u$s 30.000, resultaría suficiente para marcar un buen comienzo, el resto dependerá de los usuarios, la cobertura mediática, y del enorme poder de la viralización.

Pero si dijéramos que existe un Startup que reúne todas aquellas características (un gran producto, creatividad, baja inversión, e impacto viral) y que está arreglándoselas bastante bien sin ser una aplicación, sino de hecho un completo smartphone, esto no sonaría posible.

Es que para diseñar y desarrollar un teléfono inteligente es necesario mucho dinero (nótese el especial énfasis en la palabra “mucho”) como inversión inicial, sumado a una línea de producción -o en su defecto la contratación de una fábrica de ensamble, conseguir decenas de proveedores, y sobre todas las cosas, realizar una fuerte apuesta de marketing (insistimos aquí también, esto implica MUCHO dinero), ya que es necesario competir con empresas de la talla de Samsung, Apple, Microsoft, LG, Motorola, y otros titanes de la industria las cuales, encima, cuentan con el apoyo de las operadoras más populares como Movistar, Claro, o Tigo las cuales tienen un gran poder para posicionar los equipos, y para incrementar las ventas en sus propios locales y sitios web. Tal es el esfuerzo que implica posicionar un teléfono, que incluso compañías como la taiwanesa HTC, con su presupuesto notablemente más acotado que el de sus competidores, pierde mercado en manos de éstos a pesar de contar con productos de tanta o incluso mejor calidad. En definitiva, la probabilidad para un startup desconocido de posicionarse es muy remota. Y es por ello que pocos lo intentan.

One, de Oneplus

A fines del 2013 nacía en la milenaria China, una pequeña compañía llamada OnePlus con un único sueño: crear un smartphone de excelente calidad, atento a reclamos de los usuarios que otros no toman en cuenta, capaz de competir contra los gigantes establecidos, y todo a mitad de precio final.

Y si bien esto puede sonar bien como un pitch de ventas hacerlo realidad es otra cosa. Pero en apenas un año, el OnePlus One se hizo realidad, y es verdaderamente todo lo que prometió ser, la materialización de aquel anhelo.

14494700020_1101300141_k

Especificaciones técnicas del OnePlus One

El sueño de OnePlus posee terminaciones de primer nivel, una pantalla de LTPS LCD de 5,5 pulgadas con una resolución de 1080×1920 y fabricada Gorilla glass 3; un procesador Qualcomm Snapdragon 801 quad-core de 2,5 GHz; 3GB de memoria RAM; un GPU Adreno 330; una cámara principal Sony de 13 MP y una secundaria (frontal) de 5 MP;  es capaz de grabar de video en 4K; y posee una memoria interna de 16 o 64GB. En cuanto la conectividad, este teléfono esta pensado para funcionar en prácticamente cualquier red, ya que cuenta con cuatro bandas 2G, cinco 3G y seis para conexiones 4G LTE.

Como era de esperarse, este dispositivo se encuentra operado por un Android 4.4.4 Kit Kat, que no viene en su estado puro, sino en una versión modificada del popular ROM CyanogenMod 11S, la cual le agrega una enorme cantidad de funcionalidades al sistema operativo, tales como la capacidad de cambiar fácilmente su tema, y un nuevo software para la cámara, entre otras.

Así como los primeros Nexus, el OnePlus one sorprende por su bajo precio. El equipo puede conseguirse por apenas u$s 299 en su versión 16 GB y por u$s 349 con 64 GB, en ambos casos en versiones liberadas, sin contrato con ninguna operadora.

La clave: una buena estrategia de marketing

Tener un gran producto es clave, y un precio competitivo sin duda ayuda pero ¿que hacer si nadie conoce tu marca? Una opción es gastar un dineral en publicitarla. Pero este no es el caso. A decir verdad el OnePlus One se ha introducido en el mercado de una manera excepcional, creativa y económica, principalmente por conocer a su público. Uno de sus aciertos publicitarios, fue la utilización de personajes influyentes – principalmente youtubers y bloggers, como MKBHD o Android Authority,  quienes realizaron reseñas honestas y muy positivas sobre el One. Otra estrategia, sin lugar a dudas inusual, fue la de la venta por invitación, restringiendo la compra de estos teléfonos únicamente a aquellas personas que hayan recibido una invitación, ya sea de la empresa, de algún líder de opinión, o de otro comprador anterior, lo cual otorga derecho de compra sobre un dispositivo y la posibilidad de enviar una invitación a alguien de tu simpatía. Esto sin dudas genera gran expectativa en el público y una sensación de exclusividad que torna casi imposible hacer caso omiso a la invitación y que genera una enorme ansiedad por obtener una.

15505969015_17b53342fe_o

Para sumarle masividad a las ventas, en algunas oportunidades, la compañía abre las ventas en su sitio web por períodos cortos de una o dos horas, generando incluso más anticipación. Ademas de funcionar muy bien como estrategia de marketing, este sistema de ventas permite manejar de manera eficaz el stock, y producir lotes más pequeños, bajando significativamente los costos.

A buen trabajo, buena recompensa

Cómo hemos indicado, OnePlus no desoyó al usuario en las prestaciones de su teléfono como así tampoco lo hizo en su campaña publicitaria. La compañía se tomó el trabajo de explorar las tendencias de mercado, sabe cómo acercarse al público y familiarizarse entre los mortales, y mostrando una imagen de honestidad, calidad y un gran trabajo, siempre siguiendo su propio lema “Never Settle” (nunca te conformes).

Por todo ello es que, por lo menos dentro de un nicho de fanáticos de la tecnología y los dispositivos móviles, este pequeño Startup chino logró posicionarse y convertir a sus dispositivos en un objeto de deseo y admiración entre quienes lo poseen, un trabajo que muchos titanes no siempre logran hacer.

 

 

Foto: opopododo

About ThinkMóvil

ThinkMóvil es un programa de aceleración con foco en Startups móviles en el mercado latinoamericano. Además de ayudar a crear compañías sustentables trabajamos con nuestros partners en la creación de un ecosistema móvil a nivel regional.