La tecnología móvil no se queda quieta y una iniciativa importante promete hacer olas en nuestro país y el resto de la región: el Mobile Connect, un sistema de login único que implementarán próximamente las operadoras Personal y Movistar y que, de ser exitoso, podría dejar obsoletas a las passwords como método principal de acceso a nuestra información y servicios en línea.

En efecto, el protocolo diseñado por la Global System Mobile Association (GSMA) permite reemplazar el viejo y conocido registro a través de un nombre de usuario y contraseña por el acceso a través de la línea móvil (protegido, a su vez, mediante un PIN). Redes sociales, sitios de noticias, foros, páginas de consultas y pagos pueden implementar esta opción para que el usuario se identifique a través del celular, sin tener que crear explícitamente una nueva cuenta.

Vale señalar que incluso se podrá utilizar este sistema en una máquina de escritorio, ya que el Mobile Connect contempla la posibilidad de hacer el login a través del celular y comunicarlo a la página abierta en la PC. Es decir, el teléfono será la “llave” que permitirá el acceso, pero no será necesario utilizarlo para navegar por el sitio. En caso de querer loguearse a través de una computadora de escritorio, el proceso es sencillo: se hace clic en el botón de Mobile Connect, se acepta el mensaje que aparece entonces en la pantalla del móvil (en algunos casos puede ser necesario ingresar el PIN), y la página reconoce el ingreso en la PC, habilitando al usuario.

El sistema promete un acceso “fácil, privado y seguro” a los sitios Web que lo implementen, eliminando la necesidad de recordar los múltiples nombres de usuario y contraseñas que requiere hoy en día la presencia digital. Y es fácil ver que la popularización de este método podría llevar a que cada vez usemos menos passwordspara acceder a los servicios en línea que utilizamos, “atando” prácticamente toda nuestra actividad en Internet a la cuenta del celular.

¿Es una decisión sabia? La GSMA, que representa a 800 operadoras móviles de todo el mundo, cree que sí. Una encuesta realizada en febrero pasado en China, orientada a testear la recepción que podría tener el Mobile Connect en ese gigantesco mercado, arrojó un dato revelador: las operadoras de telefonía móvil gozan de mayor confianza por parte de los chinos que los sitios líderes en ese país, respecto de la protección de sus datos privados. Las telefónicas se ubican en el tercer lugar del ranking de confianza, sólo por debajo de los bancos y el gobierno chino. Bastante menos crédito tienen Weibo y Renren, las mayores redes sociales de ese rincón del mundo, análogas a Twitter y Facebook respectivamente.

Y en esto también hace hincapié la GSMA. Las cuatro redes sociales mencionadas, al igual que el gigante Google, ya ofrecen la posibilidad de utilizar las credenciales del usuario para ingresar a otros sitios, pero esto despierta desconfianza en buena parte de la población, que no se siente cómoda al dejar sus datos personales en manos de estas compañías. El Mobile Connect brinda un nivel similar de comodidad pero las credenciales se dejan en manos de la operadora móvil, que goza de mayor confianza.

Una duda que puede surgirle al usuario: ¿qué pasa si pierdo o me roban el celular? En tal caso, una llamada a la compañía operadora bastará para bloquear esa línea y con ella, el acceso a Mobile Connect. Otra: ¿y si cambio la línea, qué pasa con los datos desparramados a través de diferentes sitios y servicios? La GSMA no informó qué mecanismos se implementarán para la transición, pero no parece que sea un proceso técnicamente complicado.

En el fondo, la cuestión no es técnica, sino estratégica: ¿es mejor dejar la mayor parte de nuestra información sensible al resguardo de una única fuente que (al decir de la GSMA) consideramos altamente confiable, o “repartirla” entre múltiples fuentes con distintos grados de confiabilidad, asegurando que si una de ellas falla las otras no se verán afectadas? Ambos approaches tienen sus pros y contras, pero el primero gana de lejos en un aspecto: la comodidad.

En efecto, el estudio encargado por la GSMA mostró que la necesidad de recordar múltiples nombres de usuario y contraseñas es “un problema significativo” para la gran mayoría de los consultados (un 81%) y que un 84% estarían dispuestos a utilizar el número de celular como mecanismo primario para el login a los sitios que visitan habitualmente. La organización impulsora del protocolo enfatiza también que su adopción implicaría el fin de los procesos de cambio y recuperación de contraseñas olvidadas, tan incómodos y poco compatibles de un sitio a otro.

Al estudio hecho en China se suma la experiencia de Benin, Costa de Marfil, Egipto, Gabón, Indonesia, Malasia, Níger, Nigeria, Sri Lanka, Togo y Tanzania, donde el Mobile Connect ya está implementado. Personal y Movistar lo lanzarán próximamente en nuestro país. Está por ver si gozará de una adopción amplia o recorrerá un camino pedregoso en sus inicios.

Por lo pronto, el Mobile Connect ganó el Premio a la Innovación en Servicios de Negocios en la ceremonia de premios de Innovaciones en Negocios de Telecomunicaciones Globales, en Londres, en mayo de este año.

Para los anunciantes, el sistema presenta una clara ventaja: los anuncios pueden ser personalizados para el usuario con mucha más precisión que mediante las “presuposiciones de los principales actores de Internet”, según el estudio realizado en China (y en consonancia con lo que comentábamos en un post anterior sobre las oportunidades en el campo de la publicidad móvil).

No es un tema menor. La guerra por “captar” los datos personales de los usuarios se da por el valor que estos datos tienen para los anunciantes; el éxito del Mobile Connect implicaría que buena parte de estos perfiles pasarían a estar en manos de las operadoras de servicios móviles en vez de las compañías que administran las redes sociales. Un golazo para las operadoras que puede encontrar resistencias para su implementación por parte de los otros actores.

 

 

Foto: Holly Victoria Norval (Flickr – CC 2.0)

About ThinkMóvil

ThinkMóvil es un programa de aceleración con foco en Startups móviles en el mercado latinoamericano. Además de ayudar a crear compañías sustentables trabajamos con nuestros partners en la creación de un ecosistema móvil a nivel regional.