Operar en China no resulta fácil para los gigantes tecnológicos. La extrema regulación del mercado, y en especial la existencia del Gran Firewall – es decir, de la censura y control de contenidos ejercidos por el gobierno del país – han provocado que empresas como Google y Facebook no puedan ofrecer sus productos y servicios ...